Manejo de fuentes en internet, así debería llamarse una asginatura obligatoria en los centros de formación de periodistas y comunicadores sociales, que enseñe a los estudiantes a administrar recursos digitales.

Y es que entender al periodismo como algo homogéneo que tiene unos parámetros preestablecidos es tal vez un disparate. Lo más apropiado sería entonces analizar al oficio desde situaciones históricas que incidieron (y otras que vendrán con el tiempo) en las aptitudes de cada profesional.

Internet es tal vez el mayor fenómeno que está transformando las salas de redacción, no en vano los especialistas sostienen que vivimos en la era de la masificación de la información, en gran medida por los desarrollos digitales de última generación.

Sin embargo, dada la gran cantidad de canales informativos, y el nivel de respuesta que producen ciertos contenidos en las audiencias, cobran relevancia conceptos como el de Infoxicación, que no es otra cosa más sino la incapacidad de comprender grandes cantidades de información; por tal motivo es importante reflexionar sobre el manejo de fuentes en internet.

En este artículo sobre sobrecarga informativa de la Universidad de Vigo, Monserrat Doval y Susana Domínguez, describen metafóricamente la relación del consumo de información con términos como la Infobesidad. Según su estudio, que desarrolló una propuesta de ayuno digital para jóvenes, “el problema en nuestros tiempos no es consumir sino elegir. Así como nuestro organismo tiende a comer más de lo que necesita, nuestro cerebro está alerta a la caza de información y es muy fácil sucumbir a los reclamos de los dispositivos digitales”.

Posibilidades sobre el manejo de fuentes en internet

manejo de fuentes en internet

El hecho de que exista la amenaza latente de acumulación de contenidos no quiere decir que la red sea nociva para los periodistas, al contrario, brinda grandes oportunidades de acceso, creación y participación de usuarios de comunidades virtuales.

Obtención de información en menor tiempo

El derecho de petición, o las cartas formales de solicitud de información, son herramientas de apoyo al periodista para conseguir referencias de carácter institucional. Sin embargo, están sujetas al tiempo y disposición de los funcionarios para facilitar las comunicaciones.

Ahora, los profesionales tienen a su disposición cientos de bases de datos con posibilidades de acceso a fuentes locales, nacionales e internacionales, sin necesidad de desplazarse físicamente hasta aquellos lugares.

Acceso a minas de datos que faciliten la contrastación

Cientos de organizaciones no gubernamentales, movimientos sociales, partidos de oposición, fundaciones animalistas o tribus urbanas, ofrecen a los públicos sitios web con enormes cantidades de información relevante.

Estos elementos ayudan al periodista a contrastar las fuentes de las “versiones oficiales” de las instituciones. Aunque existe un riesgo de sobrecarga, el periodista puede contrarrestar las versiones sobre un acontecimiento. No obstante, tendrá que ser selectivo con los datos y desconfiar de recursos inverificables.

Una forma de resolverlo, es con las preguntas de verificación de contenido sugeridas por Bill Kovach y Tom Rosenstiel en  Los elementos del periodismo:

– ¿Falta algo en el contenido?

– ¿Debo creerle a estas fuentes?, ¿quiénes son?, ¿son creíbles?

– ¿La fuente me proporciona pruebas?

– ¿La información le interesa a mi audiencia?, ¿por qué?

Mayor conexión con los periodistas ciudadanos

El periodista dispone de potenciales colaboradores (colegas y aficionados) que le pueden facilitar el acceso a imágenes de hechos noticiosos, videos o testimonios en audio. Cabe resaltar en este punto, que muchos reporteros despiertan algo de fobia entre los participantes cuando acuden al lugar de los hechos con cámara y micrófono en mano.

Como se mencionó anteriormente, se debe ser selectivo con los contenidos suministrados, cuestionarse la veracidad de los mismos y seguir, por ejemplo, estas recomendaciones para hacer un buen periodismo digital.

Riesgos del manejo de fuentes en internet

manejo de fuentes en internet

No importa si es impreso, sonoro, audiovisual o multimedia, en este punto es necesario decir que depende del periodista saber si determinada información debe ser tenida en cuenta para estructurar una noticia. Para ello, es importante el criterio personal de cada quien. Esto podría resumirse con lo dicho por Miguel Ángel Uriondo en entrevista con Manuel Moreno. Cuando le preguntaron si existían categorías entre tradicionales y digitales, el entrevistado se limitó a decir:

 “Conozco periodistas magníficos en todo tipo de medios. Sólo considero ´de menor categoría´ a los perezosos, y te aseguro que esos existen en todos los formatos”.

Un periodista digital perezoso puede identificarse porque:

Depende solamente de la agregación

Si bien Internet ayuda al periodista a acceder a información que en el plano físico le resulta difícil de conseguir, muchos medios han optado por ser replicadores de lo que hacen los demás, abandonando la investigación y la creación propia. Incluso hay casos en donde se comparten textos con errores (o más bien horrores) ortográficos que evidencian un mal manejo de fuentes en internet.

 Se enfoca en los clics y no en la profundidad

Ahora los “me gusta” y el número de visitas se convirtieron en los mantras de algunos medios, por tanto los periodistas web buscan aquello que les represente tráfico permanente, dando la razón a la tesis de Pedro Rojo, pues actúan en función del entretenimiento y no de la información que los públicos requieran. Han decidido venderle el alma al diablo.

Abusa de la inmediatez

El fenómeno de lo exclusivo, lo más reciente, el extra noticioso, persigue al periodismo por muchos años. En Internet, los criterios de verificación y contraste de fuentes parecen afectarse por la obsesión de muchos medios con “chivear” a los competidores. Un caso puede ser el del Ovni con olor a pizza.

Al final puede concluirse que lo más importante es no perder el rumbo e implementar estrategias apropiadas para el manejo de fuentes en internet. A pesar de lo interesante que suenen las historias en la web, y lo tentador que pueda significar para el tráfico de los sitios, la verdad tendrá que primar sobre el afán de hacerse con unas visitas, que a la larga, exponen la credibilidad del medio.

Rating: 4.0. From 1 vote.
Please wait...